FESTIVAL DE OLMUÉ 2020


El Ballet Folclórico de Chile, Bafochi, fue el encargado de realizar la apertura del Festival de Olmue 2020, en un espectaculo lleno de colores, culturas, destreza y mensaje.

IMAGENES:

PRENSA:

ADN:

El Ballet Folclórico de Chile (Bafochi) preparó una performance inspirada en los problemas que ha generado la contaminación y con ello el calentamiento global. Llamativa fue la escena en la que un joven encendió un cigarrillo sobre el escenario. El público respondió colocándose mascarillas de papel en el rostro.

También hubo fragmentos en los que los bailarines botaron basura, botellas de plástico y papel. Luego, llegaban otros con contenedores de basura a limpiar los desechos.

La obertura concluyó con “Hijos de la tierra”, tema perteneciente a Los Jaivas.

FOTECH.CL

Bafochi dio el vamos a la primera noche del Festival del Huaso de Olmué 2020
Con una puesta en escena que abordó la crisis climática que atraviesa el país, además de la revolución tecnológica y el plástico, el Ballet Folclórico de Chile dio inicio a la primera jornada del Festival del Huaso de Olmué.

Tras la coreografía liderada por la bailarina Julie Cabrera Sanhueza aparecieron en escena los animadores oficiales, Karen Doggenweiler y Álvaro Escobar, quien debutó en la conducción del evento.

PUBLIMETRO

Festival de Olmué arrancó con aplausos: obertura recalcó el cuidado del medio ambiente y los pueblos originarios.

Con una obertura inspirada en la tierra y los pueblos originarios arrancó este jueves el Festival del Huaso de Olmué. Este año, a cargo de la animación de Karen Doggenweiler y Álvaro Escobar, y transmitido por TVN.

Al comenzar la noche el Bafochi emocionó con una presentación de espectaculares movimientos, colores y música.

PAGINA 7

Así fue la obertura de Festival de Olmué 2020: incluyó discurso de animadores sobre un “nuevo Chile”

Pasada las 22:00 horas TVN comenzó la transmisión de una versión del Festival del Huaso de Olmué, con una clásica obertura artística.

El acto, liderado por el Ballet Folclórico de Chile, fue una coreografía que incluyó diversas temáticas sociales, como los pueblos originarios y una crítica la crisis medioambiental.
Incluyendo la personificación de la “Madre Tierra”, el ballet representó cómo las fabricas y la codicia del ser humano destruyó tierras que por años fueron sagrados para los indígenas, haciendo así un llamado a cuidar nuestro entorno.

 

 

 

 

MIRA NUESTRA PRESENTACIÓN EN EL FESTIVAL DE OLMUÉ AQUÍ: